lunes, 2 de enero de 2012

Reseña: Secretos (Pequeñas mentirosas #2)



      Título: Secretos (Pequeñas Mentirosas 2)
      
Título original: Flawless
       
Autora: Sara Shepard
      
Editorial: La factoría de ideas (Trakatrá)
      
Encuadernación: Rústica
      
Fecha de publicación: noviembre 2011
       Precio: 16.95 €
       Páginas: 254

      
Tamaño: 15x23 cm
      
ISBN: 978-84-9800-759-6






Spencer le ha robado el novio a su hermana. Aria suspira por su profesor de inglés. A Emily le gusta su nueva amiga Maya... pero busca en ella algo más que amistad. Y la obsesión de Hanna por ser perfecta la está poniendo enferma. Literalmente. Pero no son estas sus peores pesadillas. Esconden un secreto tan escandaloso que si saliese a la luz, arruinaría sus vidas. Y parece que una persona llamada A. quiere hacer exactamente eso.
Al principio pensaron que A. era Alison, pero apareció muerta. Os voy a confesar algo: Yo soy A.





  El libro comienza con un secreto anterior a la muerte de Alison.



Aria, Spencer, Emily y Hanna se lamentan a diario de lo que le pasó ese día a Jenna y de la autoinculpación que Toby, el hermanastro, se infringe. Lo que no saben es ¿por qué? Sólo Spencer conoce la verdadera razón de que Toby se culpara, y Alison estaba detrás de ello.
¿Pero qué le pasa a estas chicas? ¿Por qué tienen tanto miedo a contar algo de su vida privada? Lo de Jenna todavía lo entiendo porque pasó hace tiempo y si dicen algo ahora se les puede caer el pelo (aunque en realidad la culpa fue de Alison), pero todo lo demás, que mínimo que se lo cuenten entre ellas, que son amigas y están juntas otra vez. 
-Creo que ya sé por qué te has vuelto tan salvaje.                                         
La semana anterior le había dicho que creía que se estaba comportando de
forma aún más alocada de lo habitual, y había jurado descubrir el porqué.                                                              
-Me muero por saberlo –dijo Aria secamente.                                                 
Mike juntó los dedos formando una cuña con ellos, en un gesto docente que
solía hacer su padre.                                                                         
-Creo que eres bailarina en secreto en el Turbulence.                                       
          Aria se rió con tanta fuerza que la cerveza se le salió por el conducto nasal. El      
Turbulence era un club de estriptis que había dos pueblos de distancia, junto
a un aeródromo.                                                                                               
-Unos chicos dijeron que vieron allí a una chica igualita a ti.                           
No tienes porqué mantenerlo en secreto conmigo. Me parece bien.  
…….
 -¿Quieres decir que no crees que esté actuando de forma extraña porque
       a) hayamos vuelto a Rosewood y yo odie esto, y b) mi amiga haya muerto?                                                        
Mike se encogió de hombros.                                                         
Aria continúa guardandole el secreto a su padre, no se lo cuenta a la madre, ni al hermano, ni siquiera a Ezra, y sin embargo va y se lo cuenta Sean. Supongo que hay veces que es más facil contarle algo a alguien que no sea tan cercano a tí. Me gustaba Ezra, sobre todo en la serie de televión, en el libro no parece tener la importancia que se le da en la serie; sin embargo Sean me gusta para Aria y en la serie no me llamó mucho la atención, tengo ganas de ver que pasa en el tercer libro entre ellos dos.
           -¡Oye, me prometiste un secreto! Y más te vale que sea  bueno.
                 -Bueno, no sé si es bueno.
                 Se inclinó hacia Aria, y esta se le acercó. Por un enloquecido instante
                 creyó que iba a besarla.
                 -Estoy en eso de un club Uve –susurró él. El aliento le olía a Altoids-.
                 ¿Sabes lo que es eso?
                  -Creo que sí. –Aria intentó contener sus labios para que no formaran
                  una sonrisa-. Es lo de nada de sexo antes del matrimonio, ¿verdad?
                  -Eso es. –Sean se echó atrás-. Así que soy virgen. Solo que, no
                  si quiero seguir siéndolo.
Spencer sabe que Alison conocía el secreto de Toby pero nunca se lo contó, ahora que ha vuelto sospecha que sea él quien le manda los mensajes. Algo ocultaba, ¿qué sería? ¿se quería vengar de ellas? La pobre tiene tanto lío en la cabeza con lo de Wren y el mal rollo con su familia que entá empezando a decaer en clase, y ahora encima esto y la policía interrogandolas de nuevo por el asesinato de Alison.
Emily sí que está hecha un lío, sigue sin admitir su sexualidad; aunque se puede ir viendo la evolución que va experimentando, primero negación, después observación de sus sentimientos y por último parece que se va dando cuenta.
Hanna se queda solterita y sin novio, parece ser que ser guapa no lo es todo para un chico (menos mal). A parte de sean, lo que quiere Hanna es conseguir un poco del cariño que su padre le da a Kate, su hijastra, y de la que tiene muchos celillos. Pero no le va muy bien.
 

Todas las protagonistas van de mal en peor, si algo les puede salir mal, les saldrá mal, y todo por la red de mentiras que se han ido tejiendo y que ahora están saliendo a la luz. Los peores personajes que han aparecido son kate y Melissa, las dos muy rencorosas y manipuladoras. El personaje que más me ha enganchado en este libro ha sido uno secundario, Sean, y el que más pena me ha dado Toby, que lo único que quiere es empezar de nuevo.
El libro es muy cortito y de lectura fácil, con muchos diálogos. A mi me ha gustado, y recomiendo también la serie, que ya se ha estrenado la segunda temporada en USA, y esperando estoy a que salgan en español.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada